Sin categorizar

Mondosonoro / La galerna del Cantábrico

La Galerna del Cantábrico
Tornado” es el título del tercer disco largo de Lazy, una de las bandas más destacadas del pop en Cantabria. Un trabajo en el que se aprecia un evidente cambio en la forma (por primera vez, todas sus canciones están grabadas en castellano), pero sobre todo en el fondo: se nota que esta vez quieren dar el salto para conseguir un gran reconocimiento fuera de Cantabria. Hablamos con Cholo (guitarra), David (teclados) y Weiss (bajo) para que nos contaran su punto de vista.

MondoSonoro- Durante una temporada el grupo Lazy ha estado prácticamente desaparecido de los escenarios. ¿A qué os habéis dedicado?
Cholo– Ha sido la vida. La gira de “Across Around” (2012) se dilató un poquitín, se fue de dos años, que es el tiempo en el que más veces hemos tocado y más nos hemos alejado de Cantabria. Y tampoco hemos parado de ensayar: somos una banda a la que nos encanta el local.
David– Haber ensayado mucho para tocar ha hecho que hayamos tardado más en grabar. Nos sentábamos a componer y de repente salían dos fechas en Guadalajara y en Toledo, y rompía el ritmo… así que decidimos que nos íbamos a tomar una temporada para componer y grabar disco, y luego ya seguir tocando. Porque los Lps van igual: de “Reservoir” (2009) a “Across Around” hubo tres años, y entre “Across Around” y este otros tres años.
Cholo– preparar los temas, preproducción, edición… nos ha llevado un año así, que tampoco es tanto. Que los temas suelen dar muchas vueltas, nos cuesta parirlos.
David– También en el anterior sacamos un single en 2011, porque no podíamos esperar más y la cosa se dilató.


MondoSonoro – La novedad más evidente en este disco es que, después de toda una carrera cantando en inglés, en este disco solo se ha utilizado el castellano en las canciones. ¿Cómo es que habéis dado este paso después de tanto tiempo?
David– Desde hace años, desde los tiempos de “Reservoir”, era la típica cosa que surgía de vez en cuando. Y algunos en el grupo eran reacios, otros eran partidarios; iban cambiando los bandos: de repente el que decía que no luego lo veía más favorable… hasta que en este último todos dijimos “¿y por qué no?”. Simplemente, sin más. Un “¿Y si lo intentamos?”. De hecho, la semana anterior a entrar a grabar todavía no estábamos seguros, porque había letras en español y en inglés. Ha habido letras que se han escrito literalmente en el último minuto antes de grabar la voz. No ha sido algo deliberado y superdiscutido; nos ha apetecido y ha cuadrado así.
Cholo– De hecho, cuando tocamos el pasado mayo en el ciclo Itinerarte había tres temas (“Duelo al sol”, “Tornado” y “Para Naima”) que estaban todavía en inglés. Y después los hemos cambiado al español.
MondoSonoro -¿Este cambio de idioma ha determinado de alguna manera la forma en que componéis vuestra música?
Cholo– No. De hecho hay temas que se compusieron en inglés y luego se cambió la letra.
David– Siempre hacemos las letras al final. Estamos durante meses cantando en wachuwei, hasta que se cierra la letra. Y en este caso el wachuwei ha llegado hasta el minuto antes de entrar a la cabina de grabación.
Cholo– No hay ninguna canción que se haya compuesto antes la letra que la música. Como mucho, un título que sugiriese… pero solo eso.
MondoSonoro – A cuenta de este cambio de idioma, he encontrado a gente que empieza a compararos con otros grupos españoles, cuando hasta ahora se os solía considerar un grupo de gustos muy británicos. ¿Habéis notado que también haya cambiado la manera en la que el público percibe vuestra música?
David-Puede, pero yo creo que es más una sensación del público, a lo que está acostumbrado y a sus expectativas previas, que a algo real. Las influencias y la música que hacemos siguen teniendo el mismo fondo, no nos hemos fijado en los Brincos, o mucho menos en Sidonie… ¿Para qué te vas a fijar en las copias? Te fijas en los originales, porque partes de los mismos referentes.
Cholo– Pero nunca se ha pensado “vamos a hacer un tema que se parezca a tal grupo”. Con lo que aporta cada uno termina por salir algo en lo que más tarde reconocemos que suena a tal o cual cosa. Por ejemplo, la del huracán el título de trabajo era “Pink Sabbath”, por Pink Floyd y Black Sabbath. Por ejemplo, la del huracán el título de trabajo era “Pink Sabbath”, por Pink Floyd y Black Sabbath.
David– Nunca vamos a hacer una parte Sidonie o una parte Tachenko porque no nos interesan a ninguno. Pero a mí sí que ahora me han dicho “es que ahora suena mucho más indi”, refiriéndose al indi español. Lo único que ha cambiado ha sido la letra, en realidad, pero como ya tienes el oído hecho a eso, “me suena a Lori Meyers del principio”… pues será, pero no ha sido la intención.
El otro día también nos han dicho que nos parecemos a Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán, y eso está guay. Eso no es intencionado. Pero mientras te comparen con grupos que molen…


MondoSonoro -¿Y qué tal ha recibido el público el nuevo disco?
David– En general bien. Aunque hay alguno que tuerce un poco el morro y dice “es que en español no me voy a acostumbrar”.
Weiss– Hay puristas de Lazy. ¡Eso es maravilloso!
David– Pero en general bien. Como en el disco no hay nada metido con calzador, ni ha habido que retorcer acentos para cuadrar las sílabas…
Cholo– Sí, porque en general es lo más difícil de encajar en castellano.
David– A veces un poco la sonoridad, pero el público lo está acogiendo bien. De hecho estamos ganando nuevo público con el cambio de idioma.
Weiss– Aparte, nos hemos encargado de dosificar el cambio. En los conciertos empezamos con los temas clásicos, y luego ya pasamos a tocar todo lo nuevo.

Cholo– De todas formas, aparte del idioma lo que ha cambiado es el sonido. Los anteriores fueron más crudos, más sencillos a nivel de producción. En este están más buscados los ambientes, cada canción tiene su atmósfera, su onda…
David– Al final el disco ha quedado coherente de manera natural, pero cada tema se ha pensado mucho… por ejemplo, el tratamiento de la voz en cada tema. La colocación, las guitarras, ha estado todo mucho más estudiado que anteriormente. De hecho, el proceso ha sido al revés, porque ahora es cuando estamos empezando a aprender a tocar las canciones del disco.
Cholo– Sí, porque los dos anteriores estaban grabados en directo, y esto ha sido por pistas, cada instrumento por separado, así que está más controlado todo.
MondoSonoro – Para la grabación de vuestros discos anteriores contasteis con Hendrik Röver para que estuviera a los mandos de la producción. Sin embargo, en este habéis trabajado con Javier G. Escudero. ¿Hasta qué punto buscabais ese cambio de sonido que comentáis cuando decidisteis grabar con otro productor?
Cholo– Tanto Hendrik como Javi son dos profesionales como la copa de un pino, pero cada uno tiene su estilo diferenciado. Buscábamos un sonido más abierto, más de rock setenteto con este disco. Con los otros buscábamos un poco más folk rock, más acústico… y con este es “¿queremos una acústica? Pues aquí va una pista de acústica. ¿Una eléctrica? Pues una pista de eléctrica”.
Cholo-Lo que nos gustaba de Hendrik era cómo grababa en directo. Para este disco buscábamos un sonido más elaborado, con más producción, más tratamiento de voces, más pistas de guitarra, sonidos de guitarra más rockeros, un poco de toque sicodelia setentera… y, bueno, que siempre es bueno cambiar.
David-Y que queríamos que el disco tuviera una entidad propia. Los anteriores iban muy pegados a lo que es Lazy en directo. Este disco queríamos que tuviera entidad propia por méritos y por producción, y luego en el directo ya veremos cómo nos las vamos a apañar. Por lo menos la parte del disco la hemos conseguido: Javi es un superclase, tiene el título de ingeniero de producción por Berkeley, así que sabe lo que hace. Y si te dice que es mejor hacer una cosa… tiene un 99% de posibilidades de tener razón.
MondoSonoro –Ahora que el disco está en la calle, llega el momento de presentarlo al público. En este aspecto, ¿qué proyectos tenéis a la vista?
David– Ahora mismo estamos en fase de cerrar fechas de conciertos, de llamar a puertas, de vendernos.
Cholo– Sí, la idea es hacer gira, lo más extensa posible y en las mejores salas. Y el objetivo es entrar al circuito de festivales, porque al final es lo que te da a conocer
Weiss– Aparte, como casi superación grupal, ya hemos dado cuenta de que cumplimos en sitios pequeños, en distancias cortas. Queremos probarmos, y desafiamos a que nos prueben en distancias grandes. Hemos tenido un escarceo con lo de The Cranberries (Lazy teloneó a la banda irlandesa en los conciertos de su gira española del año 2012), que podría ser una experiencia piloto en ese sentido. Podríamos ser una novedad grata en un festival.
MondoSonoro-¿Notáis que toda esa experiencia acumulada os resulta de ayuda a la hora de encarar nuevos retos en vuestra carrera?
David– Sí, son granitos de arena. De repente nos llama un tío que tiene una sala en Palencia o en Albacete porque nos ha visto a las 6 de la mañana al llegar a casa en la Cuatro (Lazy grabaron en 2012 una actuación en directo para el programa de televisión Puro Cuatro), y le interesa que vayamos a tocar. O alguien que nos ha visto en directo, o comentarios en el foro de los Cranberries… al final todo suma.
Weiss– Y también a nivel de financiación del concierto. Tocas en Madrid y en Barcelona delante de 7000 personas cada día, y al final te llevas la parte proporcional de la SGAE.
Cholo– Porque todo esto es muy caro. Casi 4000€ de estudio, más fabricar las copias, pagar a una agencia para que te lleve la promoción… y girar es caro, porque aunque te paguen un caché o se vendan entradas vamos cinco tíos, y hay que pagar gasolina, hoteles… así que, por ejemplo, lo de cuatro nos ha servido para financiar el proyecto con cierta comodidad y encarar ahora una gira. Porque llega un momento en que algunos miembros del grupo tienen una familia y es complicado. Aparte de que nos da tablas. Tocar en el Palau Sant Jordi de Barcelona con un equipazo del copón, hacer dos fechas…
David– Acostumbrarte a seguir un horario y una hoja de ruta, tener solo un cuarto de hora para probar en un estadio… eso te da un rollo profesional.
Cholo– lo mismo que grabar para televisión, donde va todo en directo, a una sola toma y a cañón, y tienes que ponerte las pilas. Te obliga a estar alerta, y eso te da solvencia para tocar en cualquier lado. Y así vas sumando horas de experiencia en distintos ámbitos.
Comments